Hace mucho tiempo, años en realidad, de verdadera ternura, delicado y furioso placer. Como imaginar el fin cuando simplemente nunca a comenzado, después de muchos cuestionamientos, de tristezas y de obseción sin limite, te libero, me retiro, alzo el vuelo, cambio el rumbo, dirijo el camino, lejos de tus manos, de tus ojos, de la piel, de el aroma que aun no se a ido, de tus besos, de tu risa, aunque hace mucho que no la disfruto, por que después de no gustarme ahora la extraño, tanto como tu esencia, aquella que extrabiaste, que olvidaste, o te abandono, me duelen demaciado las ultimas palabras, la certeza de mi voz, me duele la duda, y los días que no te tube, el sueño perdido de nuestro viaje, aunque se que en el tiempo no hay nada escrito te sentencio, te destierro de mi ser, de mis noches, que el deseo se quede contigo, mis ganas acompañen, tu tristeza, que asumo consideras aunque no se si me la imagino, como tantas de nuestras caricias, maldigo el día y a la vez adoro haberte conocido, que estremecieras cada célula de mi ser con tu lokura con la maravillosa convicción de hacerme tuya, de poseer no solo mi cuerpo sino con el, mi alma.

Puedo recordar como si atravesara el tiempo cuando dos minutos antes de aquella terrible trajedia, me escribías, diciendo que me extrañabas que te reusabas a perder, después unos minutos verte correr a mi lado... pensé que no volvería a verte en la vida que se había acabado, pero ahí estabas solo quería no causar problemas y que te apresuraras. Fue grato verte después de unos días, y te atrevieras a besarme, ni hablar lo de entrarme en tu casa solo para continuar besandome, adoro eso de ti... abrazarme en plena plaza solo por sentirte cerca, eso si fue mas extraño... a pesar de todo te las arreglaste para estar, en cada segundo... en mi mente... no sabes lo culpable que me sentía, lo mala e idiota, no podía decir basta... me dolía, te dije que quería desaparecer del planeta, para que fueras feliz... ni a eso conseguí respuesta, bueno lo que paso minutos antes fue maravilloso verte desnudo en la tina y que aproposito dejaras la puerta abierta, probocador como siempre, luego tus caricias, tus besos, mientras yo me preocupaba de que no caminaras sobre los vidrios, fue muy difícil no ceder y entregarme al mas sublime de los deseos, recuerdo la sensación de cada caricia, como por dentro moría de ganas, que no quería dejarte ir, sin haber sido nuestros... pero podía mas mi lógica que todos los sentimientos, aun no entiendo por que te conocí, dicen que todo en esta vida es con un fin... cual fue el nuestro, amarnos a escondidas, solo fue eso... ya no quiero pensar mas, en lo muy malo que fue, o lo realmente hermoso... solo puedo decir que fuiste y seras mi adorado maldito.....